Hasta el final del mundo me sabe a poco.

Orgullosa de ti.
De ti, de tu cabezonería, de tu no parar. De tu determinación, de tus quejas. Orgullosa de ver cuando duermes y descansas y de cuando no pegas ojo. Orgullosa de tu perfeccionismo, de tu sentido de la ética. Orgullosa de tu esfuerzo, de tus broncas. Orgullosa de tus '¡tú puedes!' y de todas esas frases correctas en el momento apropiado. Orgullosa de que seas el caballito de mar que nada contracorriente, de que seas el que siempre pelea más fuerte. Orgullosa de tu paciencia y de tu calma y de todas esas veces que te vuelves loco. Orgullosa de tu rabia y tu ímpetu, de lo lejos que has llegado y de todo lo que te queda por andar.
Orgullosa de este año y medio caminando juntos, por haber podido ser apoyo y de que tú siempre seas mi regazo. Orgullosa de haber podido compartir contigo el fin de esta etapa, a veces como amigos, a veces como algo más allá de las palabras. Orgullosa de la etapa que viene, que afrontaremos juntos; como nunca, como siempre.
Orgullosa de ti y de todo lo que haces; de todo lo que me haces ser.
Orgullosa de verte crecer y amoldarte, de no cambiar nunca la esencia. Orgullosa de esta lucha de gigantes en la que has destrozado a Goliat con algo menos que una honza. Orgullosa de estar en la gloria de nuestros problemas, porque tenemos ese tipo de amor que se necesita para resolverlos. Orgullosa de gritar y, a veces, cantar en el coche. De volvernos locos y de ponernos serios. De haber olvidado la soledad, de que se me llene la boca de decir que te tengo libre y conmigo.
Orgullosa de elegirnos todos los días entre todas las personas del mundo, por que piénsalo, eso es elegir entre mucha gente. Orgullosa cuando me levanto contigo y sabes que odio levantarme y me haces el desayuno para que me anime. Orgullosa de acostarme y poder abrazarte sin miedo.
Orgullosa de poder decir que eres un  C A M P E Ó N  con todas las letras y de decirte que yo, a tu lado, me siento eterna ganadora.
Orgullosa de quererte, con todas tus cosas, y cada día un poquito más y cada minuto un poquito mejor. Y de que me quieras. No sabes lo orgullosa que me siento de mí misma cada vez que pienso que tú, la persona más bonita por dentro y por fuera que jamás haya conocido, me quiere a mí. Y me hace ser mejor. Más visible y más valiente. Más notable, haciendo que cada día contigo sea sobresaliente.

Pero sobre todas las cosas, me siento orgullosa de este amor. Bonito, ingenuo, sincero; amor de niños mayores jugando a ser pequeños. De que ya no seas pequeñito y ahora seas tan... to. Y me siento orgullosa de ver películas contigo y quedarme dormida en tus brazos y de ver series y enterarme más que tú. Y me siento orgullosa de buscar sueños bonitos cada noche y me siento orgullosa de sentirme llena y plena... de ti. Me siento completa, mejorada, hasta fuerte a veces.
Y siento que no hay mejor sensación en el mundo que tú, y que nada ni nadie conseguirá llegar nunca a lo que, para mí; has sido, eres y serás, siempre tú.

Orgullosa de que te gradúes hoy y de que yo esté para disfrutar contigo, esta vez sí, esta nueva etapa entera e impaciente de ver como serán todas las siguientes que me esperen a tu lado.

Eres lo más grande, nunca lo olvides; y mi mejor apoyo. Me alegra seguir siendo yo el tuyo.

Te amo R.



Comentarios

Entradas populares