Ragdog- nada más

Eres la persona más bonita que he conocido. Y lo digo de dentro, de corazón, de repente. Eres la persona con los ojos que mejor reflejan el alma, eres sincero, eres fuerte, eres tú. Y es por eso, por ser cómo eres que yo ahora intento ser un mejor yo. Y es por aquello de que me haces grande cuando me miras, cuando entornas los ojos con preocupación, cuando me acaricias sin que yo te lo pida, es por aquello de que sonrío al mencionarte o al mirarte, que me siento grande. Y es por esas canciones que me hacen sonreír de repente y por todas esas cosas que ni siquiera he pensado ni dos veces. Es porque me gusta como hueles, incluso cuando te doy un beso y me viene tu aroma desteñido. Y es por no tener miedo a la ropa ya ni a qué dirás ni a lo que puedas pensar, es por forzarme a olvidar los celos y por aprender a confiar un poco más. Es por encontrar excusas para vernos y también por esos mil planes que todavía no están hechos. Es por poder dejar preguntas sin resolver y por jugar con mi paciencia, por hacernos crecer. Por ser de los que aportan, no de los que apartan. Y por abrazos fuertes en momentos débiles y por leer en mi rostro el libro abierto que para ti soy. Eres la persona más bonita no por guapo ni por alto ni por carismático, que esas cosas son distintas, sino por ser luz, manta y fuego. Por ser sostén de este desastre y fundamental pata para este banco. Por la calma tras la tormenta, por nunca dormirnos pronto, por no ver acabar una película. Eres arte en lienzo y literatura en papel, convirtiéndome a mi en motor y deporte, por hacer de este caos un orden calculable. Eres límite, por jugar siempre a la cuerda floja, al tirar y soltar de golpe. Eres la persona más bonita que jamás haya conocido porque eres arcoiris por dentro con sonrisa de niño, por tu lengua rozándote los labios, por desafinar en el coche y por tantas frenadas en seco. Eres la emoción de un partido, el chillido de un gol y los pelos de punta en situaciones críticas. Eres mi ejemplo y constas de mi admiración, de mi cariño, de mi comprensión. Llenas cada hueco de esos de los que nadie nunca pudo llenar, eres tan ráfaga y huracán que nunca destrozaste una noche al finalizar.

Eres tan... to. Y quiero que lo sigas siendo conmigo.


Comentarios

Entradas populares