Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Lo eterno de un segundo y lo efímero de una vida

Empiezo a tenerle miedo a todo.
Empiezo a sentir  que el tiempo se me escapa, que nada dura tanto como quieres, que nada es para siempre. Ni los amigos, ni tu pareja, ni el trabajo, ni dónde vives, ni lo que llamas hogar, ni lo que te gusta será siempre lo mismo, ni las parejas, ni siquiera la familia; que si, que siempre serán familia, pero nada te asegura que estarán siempre a tu lado. De hecho, lo más probable, es que todo acabe volando en algún momento.

Así que hay que mimar todo lo que tengas. Mucho. Y cuidarlo muchísimo más. Tienes que dedicarle a todo tiempo, amor, dedicación, cariño. Hay que esforzarse cada día, ya que cada uno de ellos eliges a esas personas, ese sitio, esa sensación cálida de encontrar tu sitio entre los brazos de cierta gente. Y no te creas que eso es poco, pues es muchísimo. Es una elección diaria que determina todo lo que serás. Esos sentimientos, esas sensaciones indescriptibles son únicas, y son elegidas por cada uno de nosotros durante las veinticuatr…

Entradas más recientes

Hasta el final del mundo me sabe a poco.

y soltar todo el aire en una carcajada y luego respirar

a n ó n i m o

¿Ratón, delfín, elefante o caballito de mar?

Mi spiego con le mie parole;

He gritado a escondidas, me hiciste falta esas veces

Micro relato

darling I hope that you'll be here when I need you the most;

Y no sé, no sé, no sé si esto es lo que quiero

Ragdog- nada más